dimarts, 25 de novembre de 2008

...



Nunca tuve un diario personal. Una de mis hermanas sí y lo guardaba bajo el último cajón de su armario. Yo lo ojeaba de vez en cuando por curiosidad y de paso, usaba la información a modo de chantaje emocional eventual. Los niños son crueles.


A cambio, crecí creyendo ser adoptado, típica mentira asumida a medias hasta bien pasada la pubertad. “Este tío es gilipollas” pensará el lector, yo prefiero llamarlo inocencia (resulta más suave).

Nunca me adoptaron aunque a decir verdad, probablemente nada hubiese cambiado demasiado. Los tiempos se transforman, los diarios también. Bienvenidos a mis Pensamientos de bolsillo.

5 comentaris:

Marc ha dit...

Quin carnet mes xulo, yo en tinc un tambe. ale.. papa*

Serch ha dit...

jajajjaa que grande la mentida.

Jo també sóc un cotilla... crec que és per inquietuds i ganes de saber. Vamos, un humanista en potència.

Una abraçada MiKING

PD: nosaltres t'adoptem per anar a pendre birra. Si aguantes clar...

storytelling ha dit...

que m'he trobat per aqui? m'encanta, em declaro fan de pensamientos de bolsillo!
benvingut amor*

petons

Joan Planas ha dit...

vamos a ver miki, con las hermanas tan guapas que tienes como vas a ser tu de la familia! no te autoengañes, que eres adaptadoooo!! ;p

bienvenidos sean tus pensamientos de bolsillo, espero que sean abundantes para llenar la carencia d los míos.

un abrazo! ( a ver si algún día podemos hacer el videoclip de la canción )

con lo majo que eras de pequeño...quién diría que saldrías con bigote haciendo.....de Manresa tenía que ser.

Maria ha dit...

sweeeeeet ˆˆ