dimarts, 3 de març de 2009

Las tapas de Rubianes

Ayer una salá sureña me hablaba de esta maravilla de monólogo. Hay dos placeres en la vida a los que nadie hace ni hará feos jamás: el humor y la comida. De eso Rubianes sabía un rato... Bravo una vez más.