dilluns, 12 de gener de 2009

Madrid Souvenirs ·1·


Madrid tiene algo dulce. Estos días recordaba la anécdota que me contó un amigo hace algún tiempo. Por lo visto, la primera vez que su hijo vió nieve con sus propios ojos fue despues de quedarse dormido en un viaje Barcelona-Andorra. Al despertar en pleno valle teñido de blanco el niño gritó exhausto: “Mira mamá, es yoguuuuur!”.

Madrid tiene algo de yogur. Al menos ése es el sabor que se le queda a uno en la boca cuando regresa de probarlo. Cuando descubre que por unos minutos, cualquiera dentro del caos de la capital ha abandonado sus tareas para dedicarse a observar un paisaje que ha mutado por completo.

Me gusta el yogur.